Blog

Lactancia y colecho: hazlo fácil.

Una de las situaciones que se repite en las asesorías de sueño infantil es la necesidad de moverse de lado de la cama o de tener que mover al bebé de lado en cada toma nocturna para poder amamantar. Esto supone que la madre se desvele del todo.y en ocasiones que el bebé también pase de un despertar que se podía solucionar con «un chupito» de teta a un despertar que acaba requiriendo levantarse. Y ahi surge un problema de descanso para toda la familia.

Hoy te traigo un tip para reducir los despertares largos de tu bebé y los tuyos. Dar de mamar sin marearnos.

Seguir leyendo «Lactancia y colecho: hazlo fácil.»

Hiperproducción: no es fácil

Escribo esto mientras mi tercer bebé mama (sí, aprovecho algunas tomas para trabajar; otras solamente para mirarnos y enamorarnos más)y le chorrea leche por la comisura del labio. Y sí, parece una imagen idílica de una lactancia perfecta; lo cierto es que la hiperproducción no es fácil.

En estos 8 años y pico de lactancia en los que ha habido 3 subidas de leche bastante pronunciadas los primeros días (y semanas) de lactancia de cada bebé han sido intensos. La primera lactancia fue «diferente» a los ojos de la sociedad ya que la pezonera nos acompañó hasta que empezó el primer tandem (te lo cuento aquí) pero aunque hubiera pezoneras por medio, la subida fue muy intensa. Mis pechos parecían rocas enormes a la salida del hospital y pasamos varias semanas con el sacaleches a pleno funcionamiento… Tenía el congelador lleno de leche materna que luego nunca aprovechamos.

Seguir leyendo «Hiperproducción: no es fácil»

Mochila ergonómica y lactancia

Portear y dar de mamar al mismo tiempo es una gran herramienta, hoy te traigo un vídeo en el que verás como dar de mamar sin sacar al bebé en una Emeibaby Easy (sí, la colocación no es perfecta al inicio del vídeo, el ajuste se puede mejorar, no había tiempo para retoques :)).

Esta manera te servirá con cualquier mochila ergonómica.

Abierto… toca volver…

Hoy se cumplen 6 semanas desde mi último parto, seis semanas de piel, leche y disfrute. Hoy vuelvo a estar «activa» a media jornada, es decir, hoy tengo que empezar a trabajar.
 
 
 
La vida de una madre autónoma es un eterno juego de malabares y en este circo donde la crianza y el cuidado no están suficientemente valorados nuestra decisión ha sido disfrutar estas 6 semanas de permiso de maternidad (me niego a nombrarlo con el nuevo término que ni menciona a la madre) y el resto del permiso a media jornada.
 

Seguir leyendo «Abierto… toca volver…»

Yo, ogro

Hace unos días vi un post en la cuenta de Instagram de Arkhé Espacio Educativo y traté de ponerme en situación. Lo vi claro, ahí hubiera salido mi yo ogro. Ese yo que procuro tener apagado y controlado pero en ocasiones me posee.
 
 
Parece que en este mundo de la crianza que se basa en que los peques son personas de todo derecho y merecedores de buen trato se confiesa poco nuestra parte ogro. Yo lo tengo claro, procuro ser cada día esa persona empática que se comunica de manera no violenta y pone los limites justos con mis lobeznos, pero mi yo ogro me vigila con atención.
 
 

Seguir leyendo «Yo, ogro»

Divide y perderás (tiempo)

Hoy por fin me siento capaz de escribir este post que lleva unos tres años rondándome en la cabeza… Y es que en mis maternidades a contracorriente no encajan muy bien varias «verdades absolutas».
 
 
 
Cada poco llega a mi algún post, imagen o vídeo en el que se refuerza la idea del tiempo de calidad y en exclusiva. Y siempre me pone alerta. Creo que detrás del «tiempo de calidad» se esconde con toda su maldad el sistema capitalista. Tranquila, sigue trabajando, consumiendo y siendo productiva para que los ricos sigan siendo ricos que con 5,10,15 minutos «de calidad» que ofrezcas a tus lobeznos no habrá ningún problema. Lo importante es que el tiempo (sea o no de calidad) lo dediques a reforzar la maquinaria y con un tiempo corto «de calidad» con tus peques será suficiente.
 

Seguir leyendo «Divide y perderás (tiempo)»

Maternidad real, mis recomendaciones (I)

Las redes a menudo se inundan de maternidades idílicas y eso puede generar un estrés y/o sentimiento de culpa añadido… Así que hoy te traigo algunas recomendaciones que probablemente te ayuden  y te hagan sentir que no lo estás haciendo mal.
 
 
 
La primera es Nohemí Hervada Palou en su libro  «Maternidad sin tabúes» en el que encontrarás una dosis de realidad sin edulcorantes y de manera muy amena para la lectura interrumpida por teta, cacas desbordantes o llantos repentinos. Y si en este momento lo que necesitas es algo más allá, conocerte o despegar personal y profesionalmente Nohemí te acompañará.
 
 
 

Seguir leyendo «Maternidad real, mis recomendaciones (I)»

Hoy no he hecho nada

Ayer fue un día de esos en los que todo y nada fluyen a la vez… Ese tipo de días en los que llegas a la cama con un bebé en brazos, despeinada, con la ropa llena de rastros de leche que te desbordan encima y la sensación de no haber hecho nada en todo el día.
No tuve tiempo de vaciar (y después llenar de nuevo, claro) el lavavajillas, no tuve tiempo de recoger la ropa tendida, ni de barrer… Y el fantasma de la imagen de casa perfecta me atacó.

Seguir leyendo «Hoy no he hecho nada»

Top 5 de lo que sobra en el posparto

Top 5 de lo que SOBRA en el posparto

Hoy te traigo mi top 5 de las cosas, situaciones y personas que cuanto más lejos estén en tu posparto, mejor.
1- Las personas que todo  lo saben.
Sí, ese tipo de persona que opina (y juzga) sobre todo lo que te rodea a ti y a tu bebé. Te hablará (y dará órdenes incluso) sobre lactancia (sea materna, mixta o artificial) vaya bien o mal; te hablará sobre dónde debe dormir tu bebé -y cuándo, y cómo…- te hablará de cómo consolarlo (o de no consolarlo); te hablará de la ropa del bebé, del baño, de las cacas, de lo bonito (o no) que está… Y por supuesto te hablará de qué debes comer, de cómo te debes cuidar, de cuándo tienes que salir…

Seguir leyendo «Top 5 de lo que SOBRA en el posparto»